Si de algo presumimos en nuestro albergue es de tener un gran jardín en el centro de Leon.

Un lugar donde tomarnos un respiro del camino y recuperar fuerzas para lo que nos queda por delante.

Aquí puedes pasar agradables momentos disfrutando con otros peregrinos

Charlar a la sombra de una palmera o conectarte a internet sentado sobre el césped

Estas son algunas de las cosas agradables que puedes hacer.